• info@eldetectiveprivado.com.ar
  • (54)11-3966-5589
  • (54)11-6624-6883
Coméntenos su caso y reciba asesoramiento

Entrevista

Diferentes preguntas realizadas en distintas entrevistas.

¿Cómo empezaste en esta actividad?
Tenía 23 años y me encontraba desempleado. De casualidad vi un curso que se brindaba en una agencia de detectives y sin pensarlo mucho, con curiosidad, me inscribí. Durante 6 meses de entrenamiento, veía un montón de cosas interesantes y me propuse trabajar ahí mismo. Cuando supieron de mis intenciones, me empezaron a asignar pequeños trabajos que pude realizar exitosamente. Quedé como personal de la agencia y trabajé durante 1 año hasta que me abrí por mi cuenta.

¿Cómo fue tu primer trabajo?
Mi primer trabajo fue comprobar que una persona estaba activa laboralmente. Con una cámara oculta la filmé ingresando a su lugar de trabajo y tomé pruebas realizando sus tareas. Estaba muy nervioso, interactué con esta persona, me hacía preguntas y yo con respuestas improvisadas en el momento pude ingresar hasta el área misma donde trabajaba.

¿Qué condiciones hay que tener para esta actividad?
Hay que tener paciencia, ser detallista, analítico, saber adaptarse a diferentes ambientes. A veces lleva tiempo comprobar un hecho. Suceden miles de cosas durante un trabajo, decisiones que tomar, imprevistos. En ocasiones es preferible abandonar ese día el servicio realizado para volver a realizarlo en otro momento. Aunque eso implique perder una prueba, no se arriesga el trabajo completo.

¿Quién contrata mas, hombres o mujeres?
Hoy en día las consultas son casi por igual. La mujer siempre recurrió mas a estos servicios, mientras que el hombre, por una cuestión de machismo o pudor, se resistía un poco. Ha quedado de lado esto y consulta sin tener que avergonzarse por ello.

¿Cómo reaccionan los clientes ante la prueba?
Bueno, hay de todo un poco. Clientes que se enojan, algunos lloran, otros es la prueba que esperaban. Uno trata de contenerlos en ese momento. Un cliente me dijo “le voy a sacar todo, nuestros hijos van a ver quién es la madre”. Tuve que frenarlo, sacarlo de esa ira y hacerle ver las consecuencias de todo lo que quería hacer. Bajarlo a la realidad y que ese no es el camino. Menos involucrar a los hijos.

¿Hay un límite en la privacidad?
Si, por supuesto. En cuestiones de infidelidad, todas las pruebas son en espacios públicos. La persona subiendo a un auto, comiendo, gestos que dejan en claro una relación. Todo en pruebas de foto y/o video.

¿Te descubrieron alguna vez?
Si, me descubrieron. Hacía tiempo que estaba intentando tomar una prueba que no llegaba. El cliente insistía que algo pasaba, pero todas las veces que hacíamos el trabajo, su pareja hacía lo que le decía a mi cliente. Una tarde se encontró con su amante y no podía dejar escapar la prueba. Me arriesgué demás y se percataron.

¿Trabajaste con clientes extranjeros?
Si, hay clientes que conocieron a alguien estando de vacaciones en Argentina. Vuelven a su país y mantienen una relación a distancia. En muchos casos envían dinero. Un cliente de Austria tenía una pareja en Argentina que a su vez tenía su pareja. Esta mujer recibía dinero mensual y se contruyó una casa. Lo usaba a mi cliente con ese fin y le endulzaba el oído con promesas futuras, hasta que obtuvimos las pruebas para que se corte todo.

¿Algún caso te dio pena?
Si, estar sentado frente a una persona devastada por la prueba te genera algo. Un cliente me dijo “el mes pasado tenía mi mujer, mi casa, mi hijo, etc… y hoy estoy durmiendo en un sillón en la casa de mi vieja, pensando en los trámites de divorcio, negociando visitas con mi hijo.” No se esperaba todo lo que encontró.

¿Te contrató algún famoso?
He realizado trabajos para 3 personas conocidas. ¿Quiénes son? Ni mi círculo íntimo lo sabe, ni daría a entender de quién se trata. Nunca expondría a nadie ante una situación privada.

¿Algún cliente llegó con una sospecha y se encontró con otra cosa?
Un matrimonio del interior tenía a su hijo viviendo en Capital Federal. El hijo estudiaba y en los últimos tiempos tenía un comportamiento atípico. Suponían que era un tema de drogas, la noche porteña o algo de eso. Se descubrió que era gay y tal vez había algún conflicto en él sobre cómo decírselo a los padres. No supe qué pasó, aunque hasta donde tuve trato con el cliente se lo habían tomado bien, como debe ser.

¿Algún caso te sorprendió?
Un hombre me solicitó una entrevista, comenzó a contarme que tenía sospechas de una posible infidelidad de su mujer. Nada raro hasta ahí. Luego me confiesa que ellos eran una pareja swinger, que hacían reuniones en casas, barcos, etc. Quería que siga a su mujer y si la prueba era entrando a un hotel con Pablo o Emiliano, no pasaba nada dado que ellos estaban permitidos. Si en la prueba aparecía alguien que mi cliente no conocía, entonces teníamos una prueba de infidelidad. Ella habría roto el pacto de pareja.
Recuerdo que eran mis inicios en esta actividad y me sorprendió este código swinger que no conocía, el pacto, la infidelidad, la lealtad de una pareja.

¿Qué películas o serien te gustan de espionaje?
Red de Mentiras, Juego de Espías, HomeLand. Hay videos en YouYube sobre las operaciones del Mossad, realmente increíbles. Muchas veces la gente cree que nuestro trabajo se asemeja a lo que ve en televisión y claramente no es así. Nuestras armas son cámaras, grabadoras, paciencia y contactos.