Secreto Profesional
Ser Detective en esencia es reunir pruebas sobre determinados hechos o circunstancias. Una vez que se reúnen las pruebas sobre un caso determinado, las mismas se ponen a disposición del cliente, quien en definitiva deberá disponer y resolver sobre ellas.

El secreto profesional es la obligación que tienen ciertos profesionales, como abogados, médicos, escribanos, etc., de no revelar a los demás los hechos que hayan llegado a su conocimiento en el ejercicio de su profesión.


En la mayoría de los países democráticos, la Legislación Penal moderna sanciona a todo aquel que revele sin justa causa un secreto a cuyo conocimiento haya llegado por razón de su oficio, empleo, profesión o arte.

Este es un principio de profundo contenido humano, y en los casos de los médicos y cirujanos, la ley prefiere la impunidad del delito, ya que se ha pensado que el interés de la salud y de la vida humana es superior al de la justicia misma.

Por asimilación, el detective o investigador privado también debe ser celoso guardián del Secreto Profesional y no divulgar a terceros aquellos hechos de índole privada que haya conocido en razón de su profesión.

La reserva y la discreción deben figurar en el decálogo de todo buen profesional y ser hábitos o cultivarse celosamente por todo detective.

Su inquietud por mínima que sea o le parezca, es importante; le preocupa, le molesta, lo distrae de sus tareas, es por esto que debe enfrentar la verdad por dolorosa que le resulte. A futuro es mejor que vivir en la incertidumbre y no saber qué es lo que pasa en torno a su vida. Sea libre con la verdad y no un esclavo de la mentira.

El Detective Privado (2006 - 2017) | (11)4958-6328
www.eldetectiveprivado.com.ar | info@eldetectiveprivado.com.ar